miércoles, 20 de abril de 2011

Sierra






En la sierra de Perú existen dos estaciones de clima muy bien definidas: una de estío, entre abril y octubre, caracterizada por días soleados, noches muy frías y ausencia de lluvias (la época ideal para recorrerla); y una lluviosa, entre noviembre y marzo, en la que las precipitaciones son abundantes (por lo general sobre los 1.000 mm). Un rasgo que caracteriza a esta región es la marcada variación de temperatura a lo largo del día; es común contar con temperaturas de hasta 24° C al mediodía y tan bajas como -3° C por la madrugada.

COSTUMBRES

Toda la sierra del Perú es una zona llena de costumbres y tradiciones que han perdurado pese a los cambios que se presentan con el paso del tiempo e inclusive a la imposición mediática de muchas costumbres de otros lados del mundo, siendo así toda una región encantadora y única, llena de un estilo único que nunca se perderá sin importar los hechos que sucedan a futuro. La serranía del Perú es amplia en destinos así como también rica en cultura, cada pueblo que se puede encontrar presenta sus propias características a destacar como por ejemplo fiestas y celebraciones, para conocerlas solo es cuestión de aventurarse y salir a conocerlas.
GASTRONOMIA
En esta parte alta del país, la alimentación principal continúa siendo el maíz, la papa y multiplicidad de tubérculos. Productos introducidos como el arroz, el pan y las pastas hoy son también de consumo popular. La variedad de carnes consumida se ha enriquecido con vacunos, porcinos y ovinos; En lugares muy elevados como Huancavelica aún se consume carne de llama, de alpaca, y animales silvestres.
BAILES TIPICOS
Yungay (Ancash)
Los modelos de los trajes típicos de los pueblos del callejón de Huaylas son bastante diversos. El que se aprecia en la ilustración corresponde a las damas residentes en la hermosa ciudad de Yungay. En el puede notarse el colorido de la confección: falda de Bayeta, tela de lana suelta y poca tupida pegada a la cintura, y sobre la blusa una o dos mantas de lana para protegerse del frió de la zona.
Carlos Dallas 6= Grado de primaria
Colegio los chasquis
Departamento de Cajamarca
Chaqueta y camisa blanca, pantalón negro con aberturas laterales y amplio poncho de lana de diversos colores, constituyen la común indumentaria del hombre de Cajamarca. El personaje de la ilustración lleva además un tambor de cuero y la conocida flauta cajamarquina - instrumento hecho de tubo de carrizo - usada generalmente en fiestas típicas o en cortejos fúnebres.
Departamento de Huancavelica
En Huancavelica todas las fiestas religiosas tienen como parte integral de las celebraciones numerosas estampas costumbristas llenas de alegría y jolgorio, en que las mujeres lucen vistosísimos y coloridos atuendos. El traje típico de la mujer huancavelicana consiste en su vestido con falda volada, un poco ceñido a la cintura, cuyos colores son celestes o azules. Los zapatos son de cuero.
FlORA Y FAUNA
La flora es una de las variables biológicas más notables del ecosistema que alberga nuestra Sierra, no sólo por la gran cantidad de especies que la pueblan sino por la aparición de algún que otro endemismo (aparición de especies únicas de distribución muy limitada) entre los que destaca el «rabo de gato ceniciento» (sideritis glauca) que aparece únicamente en las sierras de Callosa y Orihuela.
Cabe destacar también la presencia de comunidades vegetales muy peculiares, que en este entorno encuentran un hábitat ideal para instalarse, en las que es frecuente encontrar especies que constituyen iberoafricanismos, muy raros en el resto de la península, como es el caso del «cornical», o el «oroval», que en toda la Comunidad Valenciana sólo aparecen en estas sierras. Todo ello sin menospreciar la aparición de otras miles de especies más comunes y de mayor distribución geográfica, muchas de las cuales poseen gran valor estético, aromático y medicinal.
                                                 
LUGARES TURÍSTIOS
La Reserva de la Biosfera del Cielo, se encuentra dentro de la Sierra Madre Oriental y forma parte de los municipios Gómez Farías, Jaumave, Llera y Ocampo, esta a una hora y media de Cd. Victoria. La biosfera fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985 y llamada muy apropiadamente: El Cielo.¿Qué tiene de especial? Los paisajes cambian abruptamente, de la palmera al pino y oyamel. De repente todo se cubre de neblina y no te deja ver dos metros adelante de ti.
Cuenta con 144 mil hectáreas con una gran variedad de flora y fauna como reptiles, murciélagos, guacamaya verde, y al pájaro bandera o mexicano, que en su plumaje exhibe los colores de nuestra enseña patria.En tu ascenso a este lugar debes tomar precauciones, ya que es de difícil acceso. En ciertos tramos sólo hay paso para un auto. El clima y la diversidad de paisajes dan al recorrido un toque romántico y melancólico.Ya en el lugar puedes hacer senderismo, una actividad tranquila en la que el objetivo es observar el paisaje recorriendo los caminos. Hay senderos especializados para la observación de aves y plantas.Abre bien tus ojos por que en el camino puedes hallar desde un pequeño hongo, hasta la mariposa monarca pues pasa por aquí en su viaje hacia el centro del paísLa cueva del agua está situada enmedio de un bosque de pino, en ella verás fauna troglobia, caracterizada por la falta de ojos y de pigmento en su piel. Te sugerimos contratar un guía que conozca bien la zona. En el camino hacia la cueva puedes contemplar también “El Vivero”, un valle a 800 metros del pueblito de San José donde puedes encontrar algunas pequeñas cascadas y sótanos naturales.
Desde Tampico toma dos horas llegar a este lugar. La parte baja de la Reserva cuenta con buenas vías de comunicación, el resto de los caminos son de terracería.No se requiere de algún permiso en especial, pero por seguridad, al llegar debes registarte en el libro de visitantes que maneja la presidencia municipal.

Cerca de la Huasteca potosina hay un lugar para saltar al agua con los pulmones llenos de aire, valentía y adrenalina. A casi 15 kilómetros de Ciudad Valles en la Huasteca potosina se dan unos saltos muy mojados para caer en aguas de tonalidad turquesa.Después de un trayecto de tres kilómetros de terracería se encuentra el parque ecoturístico llamado Pago-Pago aquí hay una comunidad de ejidatarios que te lleva a saltar ocho cascadas, aunque si lo prefieres puedes contratar una agencia especializada.Para comenzar hay que dejar cartera, lentes y todo aquello que se pueda mojar y perder.Un chaleco salvavidas y un casco son la única protección. Luego, hay que emprender camino hasta la primera plataforma de una cascada para comenzar los saltos. Se recomienda llevar un cambio de ropa, incluidos los zapatos. Lo mejor es llevar botas antiderrapantes de uso rudo para evitar torceduras.El primer salto puede ser que sea el más difícil cuando se observa la fuerza del agua.Lo que uno no sabe es que ésta es la cascada más pequeña, de aproximadamente metro y medio de altura.Como medida de seguridad se sugiere lanzarse como “soldadito de plomo”, con el cuerpo totalmente recto, pues la rudeza del agua puede provocar que las piernas se doblen y se lastime la espalda o el cuello.Para pasar al segundo nivel, los árboles ayudan a que uno se relaje; sí, por más ridículo que esto pueda leerse. Hay sabinos, sauces, fresnos y cedros en cuyas ramas sus ramas cuelga heno dándoles un aspecto de viejos.Por el frío, ni preocuparse. La temperatura del agua se mantiene templada durante esta época del año. Eso sí, la altura irá en aumento con cada salto. El recorrido se compone de siete cascadas, siendo la última la más alta, de ocho metros.El recorrido lo puede hacer cualquier persona saludable mayor de ocho años.


                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada